Campo de Gibraltar

Algeciras se concentra hoy a las 19:45 horas en Plaza Alta en recuerdo de Diego Valencia

Se cumple un año de la muerte de Diego Valencia, sacristán de la iglesia de la Palma, durante el ataque perpetrado por el presunto yihadista Yassine Kanjaa,

La ciudad de Algeciras recordará este jueves 25 de enero con una concentración al sacristán de la Iglesia de Nuestra Señora de la Palma, Diego Valencia, asesinado hace un año durante el ataque perpetrado por el presunto yihadista Yassine Kanjaa, en el que también resultó herido de gravedad el vicario de la Capilla de San Isidro, el padre Antonio Rodríguez Lucena, de 74 años.

La familia de Diego Valencia ha remitido a los medios una carta abierta en la que han agradecido «las innumerables muestras de cariño» recibidas a lo largo de este año, «como prueba y demostración de que su vida (la del sacristán) y la de tantas otras personas pertenecientes a la iglesia, estuvo y está cargada de sentido».

En la misiva han asegurado también que han sido «12 duros meses» en los que toda la familia «ha añorado su figura y recordado las fatales circunstancias en las que falleció». «Lo hemos hecho desde el recogimiento que nos demandaba nuestro estado de ánimo», siendo conscientes «en todo momento del apoyo que amigos y personas desconocidas nos han hecho llegar». Es por eso que han agradecido a todos ellos «su generosa cercanía y desinteresada solidaridad, sin las que, sinceramente hubiera sido difícil soportar el dolor generado».

La familia ha comentado que el sacristán «descansa amparado por la Virgen de la Palma» y han pedido al Señor que «se apiade de quienes generan y han generado tanto mal en el mundo, porque no son conscientes de sus actos». «Por encima de ellos, queda la obra de Dios y de las personas que, como nuestro querido y amado Diego, dedican su vida a poner en práctica la palabra del Señor, desde la fe, la esperanza y la caridad», han manifestado.

Sobre la convocatoria de este jueves, el alcalde de Algeciras, José Ignacio Landaluce, ha anunciado a los medios que este acto de memoria tendrá lugar a las 19,45 horas de la tarde en la Plaza Alta, el punto en el que se iniciaron los ataques y donde falleció el sacristán. «Esperemos que estemos todos los que podamos para demostrar nuestro cariño a las familias, el recuerdo por los que faltan y, sin lugar a dudas, el rechazo del terrorismo y el rechazo de cualquier acto de violencia», ha manifestado Landaluce sobre esta convocatoria.

Esta concentración se va a realizar con el visto bueno de la familia de Diego Valencia y se ha trasladado también a los grupos políticos que conforman la Corporación municipal. Además, desde el Ayuntamiento han invitado a colectivos sociales y ciudadanos en general a que se sumen a este acto de homenaje a la memoria de las víctimas. Cabe reseñar que tras la concentración, a las 20,00 horas, dará comienzo en la Iglesia de Nuestra Señora de la Palma una misa funeral en recuerdo de quien fuese sacristán de este templo.

El presunto yihadista, un joven marroquí de unos 25 años, fue detenido en la misma noche del ataque por la policía, acusado de irrumpir en una de las iglesias de la ciudad con un machete y apuñalar con ella al fallecido Diego Valencia, de 65 años, y al padre Antonio Rodríguez Lucena, quien fue herido de gravedad y tuvo que permanecer hospitalizado durante varios días. Finalmente, Lucena falleció el pasado mes de octubre a causa de una enfermedad que nada tiene que ver con estos ataques.

Tras estos hechos, el Ayuntamiento decretó un día de luto oficial y celebró una multitudinaria concentración de repulsa en este mismo punto, en la que participaron autoridades civiles y responsables políticos. Ya entonces, el alcalde algecireño defendía la «multiculturalidad» de su ciudad, en la que conviven 129 nacionalidades distintas y siempre «en paz y armonía» y pedía que hechos como estos «no prendieran la mecha» para acabar con esa convivencia pacífica.

En esa misma línea se refería el presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, durante su visita al municipio dos días después del ataque para asistir a la misma funeral del sacristán fallecido. Allí, hacía un llamamiento a la «serenidad» y a mantener la «convivencia pacífica» que caracteriza a esta comunidad autónoma.

Yassine Kanjaa, que aseguró a los agentes que se sentía «un elegido» de Alá y que el asesinato del religioso «le abrió las puertas del paraíso», está siendo juzgado por la Audiencia Nacional en Madrid, aunque su abogado ha pedido en varias ocasiones que su causa sea juzgada en Algeciras, lo que ha sido rechazado por el juez que instruye la causa.

En ese sentido, cabe señalar que el pasado noviembre el magistrado acordó procesarle por un delito de asesinato terrorista y otro de lesiones terroristas, explicando que el primero podía acarrear la prisión permanente revisable. Asimismo, decidió mantenerle en prisión provisional e imponerle una fianza de 100.000 euros.

Además, los dos agentes de la Policía Local de Algeciras que participaron en la detención del presunto terrorista fueron condecorados el pasado año con la Orden al Mérito de la Policía Local de Andalucía con la categoría de Medalla de Plata, otorgada por la Junta, y con la Encomienda al Mérito Profesional del Cuerpo.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba