Actualidad

Andalucía avanza en la profesionalización de sus bomberos

El Consejo Andaluz del Fuego ha respaldado la primera propuesta de decreto que regula el acceso, promoción interna y formación de los bomberos en la región. El anuncio fue realizado por el consejero de la Presidencia, Interior, Diálogo Social y Simplificación Administrativa, Antonio Sanz, quien presidió este órgano colegiado. El decreto, que busca homogeneizar y igualar los procesos en toda Andalucía, se espera que esté listo este mismo año después de su tramitación administrativa.

«Nos habíamos comprometido a hacerlo y lo hemos hecho. Este decreto, 22 años después de la aprobación de la Ley de Emergencias de Andalucía, acabará con la disparidad y homogeneizará e igualará los procesos en todo el territorio andaluz», anunció Sanz. Este hito sigue a la modificación de la Ley de Emergencias en marzo de 2023, que fue aprobada por consenso y sin votos en contra.

El decreto establecerá requisitos de acceso, titulaciones necesarias, temarios, tipos de exámenes, requisitos físicos y formación para aquellos que aspiren a ser bomberos o a categorías superiores en la comunidad autónoma. Con esto, se sientan las bases para concursar en igualdad de condiciones en los procesos selectivos.

El texto consta de siete capítulos, abordando temas como los principios generales de acceso, procedimientos de selección, promoción interna, formas de movilidad, colaboración interadministrativa, regulación de la segunda actividad y formación de los bomberos. El decreto apunta a profesionalizar y trazar un itinerario formativo claro para los futuros bomberos.

El consejero destacó que el decreto conecta los centros de formación con el ámbito profesional, asegurando que cualquier persona que quiera ser bombero en Andalucía deberá poseer el título de Técnico en Emergencias y Protección Civil. La medida busca proporcionar a los aspirantes una comprensión clara de sus objetivos académicos.

El decreto no solo ofrece acceso al temario, sino también a la valoración objetiva de pruebas psicotécnicas, requisitos de aptitud física y cuadros de exclusiones médicas. Además, introduce la obligatoriedad de superar un curso de formación, garantizando bomberos más cualificados desde el principio de su incorporación.

El consejero Sanz enfatizó que el decreto es resultado de un proceso colaborativo, construido con la participación de interesados como la Federación Andaluza de Municipios y Provincias y las organizaciones sindicales CSIF, UGT y CCOO, junto al personal de la Consejería de la Presidencia. El decreto marca un hito al ser la primera regulación de este tipo en la comunidad autónoma.

Elementos destacados incluyen la colaboración interadministrativa, donde la Junta de Andalucía se compromete a organizar y costear la formación y procesos selectivos, y la normalización de la segunda actividad para aprovechar la experiencia de los profesionales al final de su vida laboral. También se aborda la movilidad, con plazas reservadas en todas las ofertas anuales de vacantes.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba