Actualidad

«Andalucía Avanza en la Regulación de Viviendas Turísticas: Más Control y Calidad»

Entre las novedades más destacadas se encuentra la facultad otorgada a los ayuntamientos para limitar el número máximo de viviendas turísticas en determinados ámbitos, respondiendo así a las necesidades locales y promoviendo un desarrollo equilibrado del turismo

El Consejo de Gobierno de Andalucía ha dado un paso significativo en la regulación de viviendas de uso turístico al aprobar un nuevo decreto que busca adaptarse a las demandas actuales del sector. Entre las novedades más destacadas se encuentra la facultad otorgada a los ayuntamientos para limitar el número máximo de viviendas turísticas en determinados ámbitos, respondiendo así a las necesidades locales y promoviendo un desarrollo equilibrado del turismo.

La normativa también introduce requisitos actualizados para la prestación del servicio turístico de alojamiento en viviendas, alineándose con las normativas europea y nacional que defienden los principios de libre acceso al mercado. Este enfoque busca no solo regular la oferta de viviendas turísticas, sino también garantizar estándares de calidad que protejan los derechos de los usuarios.

En un esfuerzo por profesionalizar la actividad de las empresas explotadoras de viviendas turísticas, se refuerza su figura legal. Este impulso hacia la profesionalización no solo tiene como objetivo mejorar las condiciones laborales de los trabajadores involucrados, sino también facilitar la interacción con las autoridades turísticas y salvaguardar los derechos y responsabilidades de los huéspedes.

El decreto también aborda los apartamentos turísticos, regulando diversas especialidades y promoviendo la no discriminación ni prohibición hacia colectivos no preferentes. Se amplía el período de ocupación, brindando a los huéspedes una mayor flexibilidad en sus estancias.

En el ámbito de los hoteles y hoteles-apartamentos, se permitirá ofrecer servicios complementarios provenientes de personas o entidades distintas al titular de la explotación, siempre que cumplan con ciertos requisitos, sin comprometer el principio de unidad de explotación.

Estas modificaciones, consensuadas con los actores clave del sector, reflejan el compromiso de Andalucía en adaptar su marco regulatorio a las cambiantes dinámicas turísticas, promoviendo al mismo tiempo la calidad, la igualdad y la sostenibilidad en el sector de alojamientos turísticos.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba