Carnaval de Tarifa

Cronica: La 11ª sesión fue un show de humor tan variado como los disfraces de un bazar chino

En la undécima función del Concurso Oficial de Agrupaciones Carnavalescas de Cádiz, el Gran Teatro Falla fue testigo de una noche donde los caminos del humor parecían más complejos de seguir que las instrucciones de un mueble de Ikea.

La sesión tenía en juego el codiciado primer premio de chirigotas con el estreno de ‘La callejera invisible’, del Melli y José Molina. ¿La trama? Un repertorio que seguía las mismas bases del año pasado: humor efectista y subido de tono. Porque, claro, ¿qué mejor manera de destacar que siendo invisibles y subiendo el tono? La chirigota dejó al público preguntándose si realmente existe algo más invisible que su propio sentido del humor.

Y como si eso no fuera suficiente, la noche también nos trajo el regreso del cuarteto de Iván Romero con ‘En mi caseta cabe todo el mundo’. Porque, evidentemente, en el Carnaval de Cádiz, las casetas son tan amplias como la tolerancia de un político en campaña.

Entre risas, ‘La consentida’ y ‘El cielito de los cómicos’ también se lucieron, demostrando que, al igual que las ofertas en un mercadillo, el humor viene en todas las formas y colores posibles.

Así que, en este espectáculo tan variado como los disfraces de un bazar chino, el Gran Teatro Falla se convirtió en el escenario perfecto para que cada agrupación desplegara su particular sentido del humor. Porque, sinceramente, ¿quién necesita coherencia cuando se trata de hacer reír en el Carnaval gaditano?

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba