Actualidad

Día Europeo de la Protección de datos: Desentrañamos los secretos de la seguridad digital

En conmemoración al Día Europeo de la Protección de Datos, destacamos la importancia del derecho fundamental al resguardo de la información personal, respaldado por el artículo 18.4 de la Constitución Española. Este derecho, esencial en la era digital, busca salvaguardar el honor, intimidad y derechos plenos de los ciudadanos.

El creciente uso de la tecnología ha planteado desafíos significativos en la seguridad del tratamiento de datos personales, generando incertidumbre legal. En respuesta, se han establecido normativas como el Reglamento General de Protección de Datos (RGPD) y la Ley Orgánica de Protección de Datos y Garantía de los Derechos Digitales (LOPDGDD).

La protección de datos evoluciona constantemente, y para cumplir con el RGPD y la LOPDGDD, es crucial entender conceptos como el registro de actividades de tratamiento y la figura del delegado de protección de datos (DPD). Este último, en ciertos casos, es esencial para supervisar el cumplimiento de las normativas y actuar como enlace entre el responsable del tratamiento y la autoridad de control.

El cumplimiento normativo implica realizar una evaluación de impacto de protección de datos en actividades que puedan afectar derechos y libertades. Frente a brechas de seguridad, es esencial notificar a la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) en un plazo de 72 horas.

¿Cómo garantizar el cumplimiento del RGPD?

  1. Comprender las figuras del responsable y encargado de tratamiento.
  2. Elaborar un registro de actividades de tratamiento.
  3. Utilizar herramientas como FACILITA RGPD para entidades con riesgos bajos.
  4. Considerar la designación de un DPD según las exigencias normativas.
  5. Realizar evaluaciones de impacto de protección de datos para actividades de alto riesgo.

Los beneficios de cumplir con la protección de datos van más allá del marco legal. Aumenta la confianza del cliente al asegurar un tratamiento lícito y transparente de sus datos, evita sanciones y multas, y prepara a la organización ante incidentes de seguridad, preservando su reputación y competitividad.

Para una implementación eficaz, se recomienda incorporar la protección de datos en la estrategia de negocio, formar a los miembros de la organización y fomentar la conciencia sobre la importancia de la privacidad.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba