Hablan los datos

El alto coste de las comuniones: Un desafío para las familias

El gasto medio para celebrar la Primera Comunión asciende a unos considerables 3.600 euros

La temporada de comuniones ha llegado y, con ella, el desafío económico al que se enfrentan muchas familias. Según datos recientes, el gasto medio para celebrar la Primera Comunión asciende a unos considerables 3.600 euros. Este desembolso, que incluye desde el atuendo hasta el banquete, representa una carga significativa para los bolsillos familiares en un momento en el que muchas economías domésticas ya están bajo presión.

El gasto en atuendos: una inversión importante

Una de las áreas donde se concentra gran parte del presupuesto es en la indumentaria de los protagonistas de la ceremonia. Para las niñas, los precios de los elegantes vestidos de organza oscilan en promedio alrededor de los 286 euros. Sin embargo, hay opciones más económicas disponibles, permitiendo cierta flexibilidad en el presupuesto. Mientras tanto, los niños no se quedan atrás, con trajes de marinero con un costo medio de 149 euros y trajes de almirante que pueden alcanzar los 185 euros.

Los detalles que suman

Además de los trajes, los accesorios son parte esencial del conjunto. Desde calcetines hasta biblias y rosarios, el gasto en estos detalles puede promediar los 264 euros por niño. Para las niñas, se añaden costos adicionales por bolsos y adornos para el cabello, mientras que para los niños se suman camisas, corbatas y otros complementos por un total de unos 75 euros.

Inmortalizando el momento

La captura de recuerdos en forma de fotografías y vídeos es una parte integral de la celebración. Con un costo medio de 4 euros por fotografía y 242 euros por vídeo, las familias invierten significativamente en estos servicios para preservar los momentos más preciados de la jornada.

El gran desembolso: el banquete

Sin embargo, el mayor gasto recae en el banquete. Aunque se recomienda una celebración más íntima y familiar para controlar costos, aquellos que optan por restaurantes pueden encontrarse con una amplia variedad de precios. El precio medio de un banquete es de 35 euros, y la lista de invitados a estos eventos suele oscilar entre 50 y 100 invitados.

Los expertos en consumo recomiendan la negociación de menús y la búsqueda de opciones más asequibles como estrategias para reducir el impacto financiero de esta parte crucial de la celebración.

Consejos para sobrevivir al gasto

Ante esta realidad económica, se aconseja a las familias elaborar presupuestos realistas y ceñirse a ellos. Comparar precios, reservar con anticipación y evitar recurrir a créditos son algunas de las medidas recomendadas para aliviar la presión financiera asociada a este evento tan significativo en la vida de muchos niños y familias.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba