Actualidad

Importante Avance en la detección temprana de la Enfermedad de Alzheimer mediante un nuevo biomarcador sanguíneo

En la enfermedad de Alzheimer (EA), los biomarcadores sanguíneos han surgido como herramientas escalables para la evaluación clínica, el reclutamiento de participantes para ensayos clínicos y el monitoreo de la enfermedad. Su implementación anticipada tiene como objetivo reducir significativamente la dependencia de la obtención de muestras de líquido cefalorraquídeo (LCR) o escáneres de tomografía por emisión de positrones (PET) en centros especializados. Además, se espera que un biomarcador sanguíneo robusto y preciso permita una evaluación más completa de la disfunción cognitiva en entornos donde las pruebas avanzadas son limitadas.

El fosforilado tau (p-tau) se posiciona como el principal candidato a biomarcador sanguíneo, mostrando una precisión diagnóstica y especificidad para la enfermedad superiores en comparación con otros candidatos. Entre ellos, el p-tau en treonina 217 (p-tau217) ha demostrado consistentemente un rendimiento destacado al diferenciar la EA de otros trastornos neurodegenerativos y al detectar la patología en pacientes con deterioro cognitivo leve. Este biomarcador, disponible comercialmente como el ensayo ALZpath pTau217, ha mostrado cambios significativos en pacientes con EA, incluso asociados con la progresión de la atrofia cerebral y el deterioro cognitivo.

Estudio y Resultados:

El ensayo, publicado el pasado 22 de enero por los científicos, Jeroen Vanbrabant y Erik Stoopsque del laboratorio Quanterix, incluyó participantes de tres cohortes observacionales, reveló que el p-tau217 en plasma tiene una alta precisión en predecir la presencia de placas de amiloide y en identificar la carga de tau en el cerebro. Se comparó favorablemente con medidas de imágenes cerebrales y biomarcadores de líquido cefalorraquídeo en términos de rendimiento diagnóstico.

El estudio también propuso rangos de referencia para el p-tau217 en plasma, lo que permitiría una interpretación más precisa de los resultados y ayudaría en la toma de decisiones clínicas. La implementación de un enfoque de tres rangos demostró una alta concordancia tanto en la positividad como en la negatividad con respecto a la presencia de placas de amiloide, reduciendo la necesidad de pruebas confirmatorias en aproximadamente un 80%.

Además, el p-tau217 en plasma mostró un aumento significativo a lo largo del tiempo en individuos con patología de amiloide en comparación con aquellos sin esta patología, lo que destaca su potencial utilidad para el seguimiento longitudinal de la enfermedad.

Implicaciones Clínicas:

Estos hallazgos sugieren que el p-tau217 en plasma podría desempeñar un papel crucial en la detección temprana y el manejo de la EA. Su disponibilidad comercial puede allanar el camino para su implementación más amplia en entornos clínicos, ofreciendo una herramienta de detección eficaz y de bajo costo.

Con la inminente llegada de terapias anti-amiloide en el manejo de la demencia, los biomarcadores sanguíneos validados se vuelven urgentemente necesarios para guiar decisiones de tratamiento oportunas. El p-tau217 en plasma, con su rendimiento destacado, podría desempeñar un papel fundamental en esta nueva era de diagnóstico y tratamiento de la enfermedad de Alzheimer.

Este estudio representa un paso significativo hacia el avance en el campo de los biomarcadores para la enfermedad de Alzheimer, ofreciendo esperanzas renovadas para una detección temprana y precisa, lo que, en última instancia, puede traducirse en un mejor manejo del paciente y un acceso oportuno a terapias modificadoras de la enfermedad.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba