Opinión

La alarmante colusión de la Marina Real Marroquí con el narcotráfico

La reciente revelación de que efectivos de la Marina Real marroquí colaboraron activamente con el narcotráfico para introducir fardos de droga en España ha generado una oleada de indignación y preocupación. Según un informe de la Guardia Civil, obtenido por EL ESPAÑOL, las imágenes obtenidas de un teléfono móvil de un detenido muestran claramente cómo una patrullera de la Marina Real marroquí actuaba como una especie de «nave nodriza» para las narcolanchas, facilitando así el tráfico de sustancias estupefacientes a través del Estrecho de Gibraltar.

Las imágenes nunca habían visto la luz. Pertenecen a un informe elaborado en 2020 por el Organismo de Coordinación del Narcotráfico (OCON-Sur), el mando especial de la Guardia Civil para luchar contra el narcotráfico en el Estrecho que el ministro Fernando Grande-Marlaska disolvió en 2022.

La gravedad de esta situación no puede subestimarse. La lucha contra el narcotráfico ya es una tarea ardua y compleja, pero cuando las propias fuerzas encargadas de combatir este flagelo se convierten en cómplices, la batalla se vuelve aún más difícil. Como señala una fuente experta en la materia, «el potencial económico que maneja este asunto es tal, que se puede corromper fácilmente al personal que trabaja en la zona».

Es especialmente preocupante el hecho de que estas prácticas no sean nuevas ni aisladas. Siempre se había sospechado de la connivencia de las fuerzas de seguridad marroquíes con los narcotraficantes, pero en pocas ocasiones se ha podido acreditar con pruebas gráficas. Como menciona una fuente consultada por EL ESPAÑOL, «esto pasa ahora mismo. Es el día a día».

La impunidad con la que operan algunos de los principales actores del narcotráfico en Marruecos, como Abdellah El Haj Sadek El Menbri, conocido como «El Messi del hachís», es otra muestra alarmante de la complejidad y la gravedad de la situación. A pesar de estar reclamado por las autoridades españolas y figurar como uno de los fugitivos más buscados, El Messi del hachís vive libremente en Marruecos, burlándose de la justicia y perpetuando su reinado criminal.

La reciente revelación sobre la colaboración entre la Marina Real marroquí y el narcotráfico también plantea serias preguntas sobre la cooperación internacional en la lucha contra el crimen organizado. ¿Cómo pueden los países vecinos colaborar efectivamente cuando las propias instituciones de un país están implicadas en actividades ilegales? Esta situación exige una respuesta contundente tanto a nivel nacional como internacional.

Es fundamental que tanto España como Marruecos tomen medidas inmediatas para abordar este problema. Se necesitan investigaciones exhaustivas y transparentes para identificar y sancionar a los responsables dentro de la Marina Real marroquí, así como una mayor cooperación entre ambos países para fortalecer la seguridad en el Estrecho de Gibraltar y combatir el narcotráfico de manera efectiva.

El reciente incidente reportado en un programa de televisión, donde una patrullera marroquí interrumpió una operación de la Guardia Civil para capturar una narcolancha, subraya la urgencia de abordar esta cuestión. Como señalan los agentes en la grabación del reportaje, «hay que tener cuidado porque te disparan».

En última instancia, la colusión entre la Marina Real marroquí y el narcotráfico representa una grave amenaza para la seguridad y la estabilidad en la región. Es hora de que ambos países actúen con determinación y firmeza para erradicar este cáncer que corroe nuestras instituciones y sociedades. La justicia, la transparencia y la cooperación internacional son nuestras mejores armas en esta lucha sin cuartel contra el crimen organizado.

Serena Palabra

Serena Palabra es mucho más que una escritora de opinión; es una defensora incansable, una narradora de historias de resistencia y una voz poderosa que rompe barreras. Licenciada en Historia. Soltera por elección. Madre de cuatro mininos adorables. Disfruto cada amanecer en mi playa de Bolonia, me encanta terminar el día enganchada a un buen libro y explorar nuevos senderos.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba