Campo de Gibraltar

La Junta anima a propietarios y comunidades a solicitar las ayudas para la mejora de la accesibilidad de viviendas

La delegada territorial de Fomento, Carmen Sánchez, recuerda que la convocatoria está dotada con más de 4,5 millones de euros en la provincia para subvenciones que, en su mayoría, irán a la instalación de ascensores

La Junta de Andalucía, a través de la Consejería de Fomento, Articulación del Territorio y Vivienda, ha puesto en marcha una nueva convocatoria de ayudas para la instalación de ascensores y otras mejoras de accesibilidad en edificios y viviendas, una convocatoria que está dotada en la región con casi 31 millones de euros y que para la provincia de Cádiz prevé 4.532.766 euros.

La delegada territorial de Fomento en la provincia de Cádiz, Carmen Sánchez, que el pasado mes de enero presidió una jornada informativa sobre el procedimiento para la concesión de estas subvenciones, ha recordado que el plazo para solicitar esta nueva convocatoria de ayudas abrió el pasado 5 de febrero, pudiéndose acceder a la misma a través de la sede electrónica de la Junta de Andalucía.

En este sentido, Sánchez ha destacado que a través de estas subvenciones se puede sufragar hasta el 60 por ciento del coste de estas obras de accesibilidad en viviendas y edificios, siendo dos las líneas puestas en marcha, una destinada a la mejora de la accesibilidad en viviendas, ya sean unifamiliares, aisladas o agrupadas en fila, para la que se destinará 6.179.600 euros, de los que 906.548 euros corresponden a la provincia de Cádiz; y una segunda línea que se centra en el fomento de la accesibilidad en edificios, con una partida de 24.718.600 euros de los que 3.626.218 euros corresponden a Cádiz, pudiendo acudir a ella las comunidades de propietarios.

La delegada ha insistido en que este tipo de ayudas se solicitan, especialmente, para la instalación de ascensores, aunque también se incluye la colocación de salvaescaleras, rampas o automatismos para la apertura de puertas. De igual manera, sufragan parte del importe de otras mejoras de accesibilidad como la incorporación de señales luminosas, visuales y vibrotáctiles que permitan orientarse en el interior de las viviendas; así como la instalación de domótica para favorecer la autonomía y productos de apoyo a la audición o videoporteros.

A las subvenciones para viviendas se puede presentar el titular de la propiedad o el arrendatario, siempre que cuente con el acuerdo del propietario para solicitar la subvención. En cualquier caso, los ingresos de la unidad de convivencia no podrán superar las cuatro veces el Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples (Iprem). En el caso de las ayudas a la rehabilitación de edificios, la mitad de las viviendas que componen el edificio deben tener unos ingresos inferiores a cuatro veces el Iprem.

La construcción de estas viviendas debe ser anterior al año 2006, salvo que resida al menos una persona con discapacidad o mayor de 65 años. En el caso concreto de las ayudas a la rehabilitación de edificios, al menos un 70% de la superficie sobre rasante, salvo planta baja, debe tener uso residencial y al menos el 50% del edificio debe ser residencial habitual. Por último, se deberá presentar un informe técnico de Ordenación de la Edificación.

En cuanto a las subvenciones, que son financiadas a través del Plan Vive En Andalucía de Vivienda, Rehabilitación y Regeneración Urbana de la Junta de Andalucía y el Plan Estatal de Vivienda, destacar que las mismas ascienden hasta el 60 por ciento del coste total de la obra, aunque pueden elevarse al 80 por ciento si reside una persona con discapacidad o mayor de 65 años e incluso al 100% si el inmueble se encuentra dentro de las áreas de rehabilitación delimitadas de acuerdo con el Real Decreto 853/2021 de 5 de octubre.

La cuantía máxima de la ayuda en la línea de mejora de la accesibilidad en viviendas unifamiliares, aisladas y agrupadas será de 12.500 euros y para las viviendas en edificios de tipología residencial será de 6.000 euros. En el caso de la accesibilidad de edificios, se establece un máximo de 9.000 euros por vivienda y 90 euros por metro cuadrado de superficie construida de local comercial u otros usos compatibles. Estas partidas podrán incrementarse en caso de tener como residente a una persona con discapacidad o si el inmueble está declarado BIC o tiene un nivel de protección.

En lo que respecta al pago, la Consejería de Fomento abonará la subvención en dos plazos de manera anticipada con la intención de favorecer la realización de estas actuaciones en las viviendas de personas con recursos limitados. Para ello, sólo será necesario presentar una serie de documentación relacionada con la obra, como la licencia de obra o el certificado de inicio de los trabajos, entre otras cuestiones.

Sánchez ha animado a propietarios y a comunidades a que soliciten estas ayudas, que se integran en la estrategia de rehabilitación residencial del Gobierno andaluz con el objetivo de mejorar la calidad de vida de los vecinos.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba