Carnaval de Tarifa

Las Niñas levantan al teatro ESAD en su pase de preliminares

La decisión del jurado malagueño de dejar a la agrupación tarifeña fuera del concurso fue un "cajonazo" en toda regla

En una noche que prometía más emociones que un culebrón venezolano, la comparsa «La Coplera» de Tarifa se adueñó del escenario del teatro ESAD en Málaga con un pase digno de aplausos y ovaciones.

Después del descanso, cuando el público se acomodaba tras la pausa, «La Coplera» entró como un vendaval, deshaciendo cualquier rastro de frialdad en el ambiente. Los tarifeños desataron su hechizo musical, envolviendo al público en acordes irresistibles y cuartetas contagiosas. Una fórmula mágica de música, afinación y, como diría la mismísima Lola Flores, ¡poderío! ¡Mucho poderío, como el viento de Levante que azota Tarifa!

El primer pasodoble, una oda a la madre patria y la bandera española, se convirtió en una crítica social que resonó en todo el teatro. La agrupación no escatimó en expresar sus opiniones sobre la situación del país, dejando claro que la copla también puede ser un vehículo para la reflexión.

El segundo pasodoble abordó el tema delicado del acoso en todas sus formas, levantando la voz en defensa de quienes han perdido la vida por enfrentarse a él. Un mensaje claro: nadie está exento.

Y llegaron los cuplés, con su toque de humor característico. El primero, una oda a la moda de la comida vegana y las intolerancias alimenticias, y el segundo, a las palmeras de la Kiki. Risas garantizadas.

En el popurrí, «las coplas» se erigieron como el hilo conductor de la magia en el teatro ESAD de Málaga. Con cada acorde, la agrupación de las Niñas fue enamorando al respetable, ofreciendo a la audiencia una experiencia que va más allá de lo musical, llegando directo al corazón, dando la vida con sus coplas, tal y como nos cantaron.

El cierre de la actuación de «La Coplera» en el teatro ESAD de Málaga fue un momento de lo más conmovedor, la agrupación tarifeña entonaba las palabras finales: «Lo único que pido cada febrero: volver a verte y decirte te quiero», mientras el respetable público se levantaba con fuerza a aplaudirles. Unos aplausos que al final se convirtieron en despedida, ya que la puntuación otorgada por el jurado, las ha dejado fuera de la siguiente fase por muy poco. Un cajonazo del carnaval de Málaga en toda regla, porque el público seguro que habría agradecido volver a escuchar a la coplera tarifeña.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba