Hablan los datos

Malas previsiones para el sector hotelero de Tarifa en Semana Santa

Horeca espera que las reservas de última hora mejoren el pronóstico inicial que sitúa la ocupación en Semana Santa en torno al 72%

La incertidumbre climática y la posibilidad de lluvias durante la Semana Santa están generando un impacto desfavorable en las previsiones de ocupación hotelera en Tarifa, según un sondeo realizado por la Asociación de Hostelería HORECA.

Según los datos recopilados, en Tarifa durante la Semana Santa se espera una ocupación hotelera del 71,06% , un 22,99% menos en comparación con el 93,96% registrado en 2023, lo que representa una marcada disminución.

Tarifa se posiciona como el tercer destino con las peores previsiones, según una gráfica elaborada por el equipo de redacción de Diario de Tarifa a partir de los datos proporcionados por HORECA. A nivel provincial, solo es superada por Rota, con una previsión de caída del 36,69%, y Zahara de los Atunes, con un 30% menos de ocupación respecto al año anterior. El Puerto de Santa María también se ve afectado, con una reducción del 21,64%.

El análisis revela que los municipios costeros experimentan una disminución en las reservas, con la excepción de La Línea de la Concepción, que espera un aumento del 21,04% en comparación con el mismo período del año anterior.

Por otro lado, se encuentran Conil y Sanlúcar de Barrameda, que mantienen proyecciones cercanas a las de 2023, con descensos leves que oscilan entre el 2,34% y el 3,76%.

Se observa que los municipios dependientes del turismo de sol y playa son los más afectados ante la posibilidad de mal tiempo, mientras que aquellos reconocidos por su oferta cultural en la Semana Santa presentan caídas más suaves en la previsión de ocupación o incluso experimentan crecimiento, como en el caso de La Línea de la Concepción.

Esta situación refleja una de las debilidades de las economías basadas únicamente en el turismo de sol y playa, ya que los turistas que buscan este tipo de destino podrían cambiar hacia lugares donde se garantice un clima más favorable.

Tarifa, conocida principalmente por su turismo de playas y deportes acuáticos, posee un gran potencial que podría ser explotado para diversificar su oferta turística y reducir su dependencia de las condiciones climáticas. Con un rico patrimonio histórico y cultural, así como la presencia del puerto de Tarifa y dos parques naturales, el municipio cuenta con los elementos necesarios para atraer otros tipos de turismo, como el cultural, el natural o el de negocios.

En FITUR, el Ayuntamiento de Tarifa presentó la idea de atraer a los nómadas digitales, una propuesta innovadora que podría abrir nuevas oportunidades para el turismo en la región. Además, la gastronomía local, destacando productos estrella como el atún rojo y la vaca palurda de Tarifa, ofrece una experiencia culinaria única que podría atraer a visitantes interesados en la cocina local.

Otro aspecto a considerar es el potencial del turismo ornitológico y el ecoturismo, aprovechando la riqueza natural de la zona y la proximidad a los parques naturales. Estas opciones ofrecen una experiencia diferente y atractiva para los turistas que buscan conectar con la naturaleza y disfrutar de actividades al aire libre.

En este sentido, es evidente la necesidad de un plan integral de turismo que permita a Tarifa diversificar y reinventar su modelo actual, aprovechando sus recursos y fortalezas para atraer a una variedad de visitantes durante todo el año. Con una estrategia bien diseñada y ejecutada, Tarifa podría convertirse en un destino turístico más sostenible y resistente a las fluctuaciones estacionales.

Mientras tanto, los empresarios y trabajadores de la hostelería de Tarifa, al igual que las Hermandades, están atentos al pronóstico del tiempo, esperando que las condiciones mejoren y no se vean afectados por una baja ocupación durante la Semana Santa.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba