Noticias de Tarifa

Las familias y negocios de la campiña de Tarifa vuelven a sufrir cortes y averías

El temporal de viento y lluvia, unido al mal estado de la red eléctrica en el municipio ha dejado sin suministro a más de medio millar de familias y negocios durante toda la mañana del sábado


Desde las 10 de la mañana del pasado sábado, tanto familias como comercios dispersos por la campiña de Tarifa han enfrentado una serie de interrupciones en el suministro eléctrico debido a las deficiencias en la red de Endesa en el municipio, agravadas por las condiciones climáticas adversas que azotan la zona desde el domingo 24 de marzo.

Las áreas más afectadas comprenden el Lugar de la Vega, el Lugar del Pozuelo y Arroyo Salado. Según lo comunicado por el portal web e-distribución, se anticipa que estos cortes de suministro se prolonguen hasta al menos esta tarde. Uniendo estos inconvenientes, se suman a los cortes de suministros que se ocasionaron durante el viernes santo y que afectaron a las familias y negocios ubicados en Bolonia, puerto de Bolonia y El Chaparral. En total, alrededor de un centenar de hogares y numerosos establecimientos se encuentran sin electricidad en pleno fin de semana festivo de Semana Santa.

La zona de la Vega de Tarifa está afectada con dos incidencias eléctricas que está afectando a cerca de medio centenar de familias
La zona del Pozuelo también está afectada por una avería que ha provocado el corte de suministro
Avería eléctrica con corte de suministro en Arroyo Salado
Corte por avería eléctrica en la zona de la cañada de la Jara
Avería y corte junto al camping Río Jara

En una entrevista con Paco Morales, delegado de alcaldía de Tarifa en la zona, se destacó que en Bolonia pueblo, los cortes eléctricos afectaron a vecinos y comercios durante casi dos horas, mientras que la situación fue más crítica en El Chaparral y el puerto de Bolonia, donde la avería persistió por más de ocho horas. Esto causó perjuicios significativos no solo a las familias, sino también a los negocios locales, como el bar «El Tropezón», que sufrió pérdidas de mercancía debido a la falta de suministro eléctrico. La ausencia prolongada de luz provocó importantes pérdidas para el negocio debido al deterioro de numerosos alimentos refrigerados, afectando también el sistema de bombeo de agua y obstaculizando sus operaciones comerciales en pleno periodo vacacional de Semana Santa.

El pasado 9 de marzo, el presidente de la federación de asociaciones de vecinos de la campiña de Tarifa, Antonio Triviño, denunciaba la situación insostenible de la instalación eléctrica del municipio en una entrevista para este periódico. A esta llamada de atención, Endesa contestaba diciendo que se habían sentado recientemente con el alcalde de Tarifa, Pepe Santos y representantes de vecinos y empresas afectadas, pero de momento, los vecinos y vecinas de la campiña de Tarifa siguen igual, sufriendo cortes de suministro mientras pagan religiosamente sus recibos a la empresa suministradora de luz.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba