Noticias de Tarifa

Pepa y Luisa: «Las puertas de Tarifeños Solidarios siempre están abiertas»

Sin la colaboración de todas esas personas que apoyan en este proyecto, sería imposible brindar ayuda a los demás, tan solo somos un vehículo

En los momentos más oscuros de la crisis económica de 2008, dos mujeres valientes, María José Gutiérrez y Mariluz Serrano, se negaron a quedarse de brazos cruzados ante el sufrimiento de muchas familias de Tarifa. Fue así como dieron inicio a un modesto pero impactante grupo en Facebook, con un objetivo claro: tender una mano a aquellos afectados por las desgarradoras consecuencias de la recesión. Desde entonces, su esfuerzo ha crecido y se ha transformado en una poderosa red de solidaridad que ha tocado innumerables vidas.

Lo que comenzó como un modesto esfuerzo en las redes sociales pronto se convirtió en una inspiradora aventura de generosidad y compasión. Con el tiempo, el grupo ganó seguidores, extendiendo su alcance e impacto más allá de lo que nunca imaginaron. El boca a boca jugó un papel crucial en su crecimiento, con el pueblo de Tarifa respondiendo con un espíritu de solidaridad y colaboración.

La incorporación de María Luisa Serrano, hermana de Mariluz, y más tarde de Pepa Mauri en 2013, marcó un hito en la evolución del proyecto. Estas mujeres dedicadas no solo ampliaron el alcance de Tarifeños Solidarios, sino que también reafirmaron su compromiso con el municipio y con los residentes inmigrantes que también necesitaban ayuda y apoyo.

Hoy en día, la página de Facebook de Tarifeños Solidarios cuenta con más de 3,700 seguidores, lo que representa un notable 20% de la población censada de Tarifa. Este alcance es más que una cifra; es un testimonio del impacto tangible que aquella iniciativa de María José y Mariluz ha tenido.

A la sombra de María Luisa y Pepa están Agustín Peña, Fernando Petisme, José Luis del Castillo y Jaime Mauri. Y es que en esta ocasión, al dicho se le da la vuelta, porque si detrás de un gran hombre hay una gran mujer, detrás de estas mujeres valientes, hay grandes hombres que trabajan codo a codo con sus compañeras para llegar a cada rincón del municipio.

Ropa de hogar, abrigo, verano, canastilla, zapatos, leches maternizadas, pañales, artículos de ortopedia, muebles; una amplia variedad de productos se encuentra en el local que la asociación tiene junto a la Casa del Mar, frente al parking, en la zona del Retiro. Un almacén de género perfectamente lavado, organizado y clasificado para estar disponible en cualquier momento para quien lo necesite.

Hasta el último rincón está aprovechado para poder cubrir una amplia lista de necesidades, y es que Pepa y María Luisa, tras más de una década de voluntariado saben que todo lo que tienen allí es necesario, porque alguna vez alguien les ha hecho llegar esa demanda o petición. Y lo que no sale, tampoco es un problema, porque antes de que pase años y años almacenado el género sin que pueda ser aprovechado, lo donan a otras entidades u ONG como la Perrera de «Los Barrios» o la asociación Madre Coraje, cuando se trata de ropa que no se encuentra en el estado óptimo que ellas buscan o son prendas u artículos que no tienen salida en el municipio, pero podrían tenerla en otras zonas o lugares.

El objetivo de Tarifeños Solidarios es claro y poderoso: ayudar a quienes lo necesiten, sin importar su origen, afiliación política o creencia religiosa. En declaraciones a este medio, Pepa Mauri y María Luisa Serrano subrayaron este compromiso, destacando que para ellas, la solidaridad no conoce fronteras ni prejuicios. Es un compromiso arraigado en la empatía y la humanidad.

Pero su labor va más allá de la mera asistencia material. Según Pepa Mauri, en ocasiones, su labor más importante es simplemente escuchar. En un mundo lleno de ruido y soledad, el simple acto de ser escuchado puede ser una fuente de consuelo y sanación.

Detrás de cada solicitud de ayuda hay una historia, una lucha personal. Desde el desempleo hasta los conflictos familiares, Tarifeños Solidarios ofrece más que una mano amiga; ofrecen comprensión y apoyo emocional en tiempos difíciles.

Y aunque son reconocidas por su generosidad, las mujeres detrás de Tarifeños Solidarios insisten en que no lo hacen por el reconocimiento o para sentirse bien consigo mismas. Lo hacen porque sienten un profundo compromiso con la sociedad que les vio nacer.

En un mundo donde la división y el egoísmo parecen prevalecer, Tarifeños Solidarios es un faro de esperanza y unidad. Su lema es simple pero poderoso: «Quien llame a la puerta, Tarifeños Solidarios siempre tiene su puerta abierta». «Mi teléfono lo tiene todo el mundo», apunta Pepa. Es un recordatorio de que, en última instancia, somos más fuertes cuando nos apoyamos mutuamente, sin importar nuestras diferencias.

En estos tiempos difíciles, la labor de Tarifeños Solidarios es muestra más que evidente de lo que se puede lograr cuando las personas se unen para ayudar a los demás. Su dedicación y su espíritu de solidaridad son un ejemplo para todos nosotros.

Y es que, la asociación Tarifeños Solidarios es un claro ejemplo del papel transformador de la mujer en la sociedad. Desde sus inicios, mujeres como María José, Mariluz, María Luisa y Pepa han liderado y empoderado este bonito proyecto, que ellas califican de «vehículo o instrumento» para conectar a las personas a través de la generosidad y la dinamización social.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba